Particularidades

‘De nariz puntiaguda, mirada vivaz, piel lisa y húmeda, la ranita de Darwin macho – similar al caballito de mar– protege a sus pequeños infantes en un saco al interior de su boca. Desde este vientre paterno, los renacuajos se alimentarán para convertirse
en pequeñas ranitas, muy similares al padre, las cuales emergerán para repoblar nuevamente aquellos mágicos lugares. De vez en cuando es posible escuchar un pequeño pero vigoroso silbido, como si se tratase de un ave, es el canto de la ranita que inunda cada rincón por donde merodean ciervos volantes –que en realidad son escarabajos gigantes– y pudúes –los cuales no son solo ciervos reales, sino que además unos de los más pequeños del mundo–.’

Andrés Valenzuela Sánchez – extracto del libro “Descubriendo a la Ranita de Darwin”.

La ranita de Darwin es una habitante del bosque templado austral del sur de Chile y Argentina:

distribucion ranita de darwin.jpg

UICN Grupo de Especialistas de Anfibios Chile (2018)

Su cuerpo es pequeño y rara vez supera los 3 centímetros de longitud:

20200120125635_IMG_2170_edited.jpg

Su coloración varia desde el verde intenso hasta el café más oscuro, junto con su forma que asemeja una hoja, le permite camuflarse perfectamente en los ambientes que habita:

Rana Africana - Fotografía de Claudio Azat

22gPLANTILLA copia 2.jpg

Dentro de su hábitat se puede encontrar coigües, canelos, arrayanes, lumas, tepas, olivillos, mañíos, y tantos otros que forman la flora circundante:

Es común encontrar a la ranita activa durante el día en pequeños claros en medio de los bosques nativos maduros, habitando el sustrato compuesto por los más diversos musgos y helechos, como también de hojarasca, ramas y otros elementos del sotobosque.

ranita de darwin ong.jpg

La dieta de la ranita está compuesta por una gran variedad de invertebrados que habitan el bosque, tales como grillos, saltamontes, hormigas, miriápodos, arañas pequeños escarabajos, y algunos insectos voladores.

dietailustracion.jpg

Molina-Burgos et al. (2018)

Contrariamente a lo observado en otros anfibios, la Ranita de Darwin no depende de cuerpos de agua (ríos, riachuelos, pozas, humedales o lagos) para sobrevivir, pero si de una alta humedad ambiental.

La Ranita de Darwin es 100% terrestre.

ranita terrestre.jpg

Los depredadores naturales de la Ranita de Darwin han de ser principalmente culebras y aves rinocríptidas (aves de Latinoamérica también conocidas como tapaculos y que son malas voladoras), como el chucao y el hued hued.

De allí su particular forma de defensa: cuando la ranita es perseguida, dando un pequeño salto, queda tendida de espaldas y permanece allí, quieta, como si estuviese muerta.
Este reflejo de inmovilidad, sumado al color contrastante de su vientre, debe confundir al depredador y hacerla perder de vista: