¡Nos mueve la conservación!

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Tumblr Social Icon

ONG Ranita de Darwin (Asociación Ranita de Darwin) es una asociación chilena sin fines de lucro vigente e inscrita bajo el N°213586. contacto@ranitadedarwin.org

El proyecto titulado "Quitridiomicosis en las ranitas de Darwin: desarrollando modelos para su conservación" es la continuación de un proyecto iniciado en 2014 destinado a estudiar el efecto que tiene esta enfermedad micótica (la quitridiomicosis) sobre las amanazadas ranitas de Darwin. Este proyecto es financiado por segundo año consecutivo por la Rufford Foundation, con sede en Reino Unido.

 

El bosque templado austral (en la foto) es el hogar de la ranita de Darwin del Sur (Rhinoderma darwinii)

La quitridiomicosis es una enfermedad producida por un hongo y que solo afecta a los anfibios. Aunque fue descrita recientemente (1999), ha sido asociada con la declinación y extinción de un gran número de especies alrededor del mundo. Tanto es así, que algunos científicos la consideran como la peor enfermedad infecciosa jamás descrita en vertebrados, en términos del número de especies que puede afectar y de su capacidad para llevarlas a la extinción. En Chile, la presencia de este hongo ha sido descrita de norte a sur tanto en especies nativas (que viven naturalmente en nuestro territorio) como exóticas (rana africana). Sin embargo, no existe evidencia contundente de que esta enfermedad esté produciendo daños en alguna de las especies de ranas que habitan nuestro territorio. En efecto, la susceptibilidad a esta enfermedad (esto es, que tan propenso es un individuo de enfermarse cuando está en contacto con algún patógeno) varía de especie a especie. A lo largo del mundo existen especies que son altamente tolerantes a la presencia del hongo y que nunca se enferman de quitridiomicosis, mientras otras son altamente susceptibles y pueden morir a causa de esta enfermedad. ¿Pero que sucede en nuestras especies de anfibios?

Así luce el hongo que produce la quitridiomicosis cuando lo hacemos crecer en el laboratorio (obtenido desde ranas de la VII Región). En el video puedes observar las zoosporas, estado de vida del hongo que tiene un flagelo (cola) con la que nada libremente.

Las ranitas de Darwin, son dos especies pertenecientes al género Rhinoderma. La ranita de Darwin del Norte o comúnmente conocida como Sapito Vaquero (R. rufum) habita entre Zapallar y Concepción. Era común escucharla cantar (su canto se asemeja al canto de un ave) en las quebradas más húmedas y sombrías de la zona central de Chile. Sin embargo, desde la década del '80 que su canto no se ha escuchado más y hoy en día podría estar extinta, siendo -tristemente- el primer animal actual de nuestro país en enfrentarse a la extinción. La ranita de Darwin del Sur o simplemente ranita de Darwin (R. darwinii) habita entre Concepción y la Región de Aysén. Si bien su historia es un poco más esperanzadora que la de su hermana del norte, esta última especie también ha sufrido una dramática declinación poblacional y actualmente ha desaparecido de diversos lugares donde anteriormente era común observarla. La principal amenaza para ambas especies es la pérdida de su hátitat (por ejemplo, la tala del bosque o el reemplazo de este por plantaciones de pino y eucaliptus). Sin embargo, la desaparición de poblaciones desde lugares prístinos o protegidos ha llevado a los científicos a plantearse posibles nuevas amenazas para su conservación, tales como el cambio climático y las enfermedades infecciosas. En un estudio retrospectivo (que analiza muestras obtenidas en el pasado) un equipo de científicos detectó la presencia del hongo en ranitas de Darwin almacenadas en museos, colectadas en fechas coincidentes con la desaparición del sapito vaquero (década del '70). Si bien estos hallazgos sugieren que esta enfermedad pudo haber estado implicada en la desaparición del sapito vaquero y en la declinación de la ranita de Darwin, aún falta evidencia para poder afirmar esto con mayor seguridad. Con esto en mente, los investigadores de este proyecto decidieron monitorear que estaba pasando en la poblaciones silvestres de ranita de Darwin, y evaluar si esta enfermedad es realmente un importante amenaza para su conservación.

Ranita de Darwin (R. darwinii) observada en Contulmo, sur de Chile.

"Vamos a continuar el monitoreo poblacional y epidemiológico de nueve poblaciones de ranita de Darwin a lo largo de toda la distribución de la especie" detalló Andrés Valenzuela Sánchez, investigador principal de este proyecto y presidente de ONG Ranita de Darwin. En efecto, este proyecto ha monitoreado desde 2014 el estado poblacional y sanitario -en relación a la quitridiomicosis- de la ranita de Darwin en cuatro áreas geográficas de nuestro país: Contulmo (límite IX-VIII Región), Neltume (XIV Región), Inio (X Región) y Melimoyu (XI Región). "Hemos encontrado la presencia del hongo en los dos sitios más norteños (4 poblacioens), y si bien hemos observado efectos negativos a nivel de individuo (una menor probabilidad de sobrevivencia) no hemos observado aún que la enfermedad esté produciendo efectos negativos importantes en las poblaciones estudiadas", declaró el investigador. Por este motivo, el objetivo del actual proyecto es elaborar modelos de esta enfermedad en poblaciones de ranitas de Darwin, los que permitirán detectar bajo que circunstancias esta enfermedad podría representar una amenaza para su subsitencia. Estos modelos están pensados para asistir la toma de decisiones y el manejo de las poblaciones de ranita de Darwin que aún se encuentran en vida silvestre, con la meta final de asegurar su conservación a largo plazo.

 

El proyecto tiene también un fuerte componente de educación. Es así que desde su inicio el equipo ha realizado charlas y otras actividades de difusión en las diversas localidades. Además, desde finales de 2015 se dió inicio a una encuesta diseñada para evaluar actitudes y creencias de las personas locales y turistas en relación con los anfibios de Chile, con el objetivo de detectar posibles amenazas para estos animales e informar futuras actividades de educación ambiental en la zona. "Pretendemos expandir la encuesta iniciada en 2015, para poder determinar con mayor confianza como perciben las comundiades locales y los turistas a las ranas. Esto es esencial para desarrollar futuras estrategias de conservación en este grupo de animales que incluyan efectivamente a la comunidad", comentó Soledad Delgado, parte del equipo y miembro de ONG Ranita de Darwin.

David Uribe, parte del equipo, hablando con niños de Inio (Chiloé) sobre los anfibios.

Este proyecto ha contado con el importante apoyo de otros investigadores y miembros de ONG Ranita de Darwin tales como David Uribe, Francisco Costas, Tania Altamirano y Soledad Delgado, quienes han participado desde el comienzo en la ejecución del mismo. Además, ha contado con el imprescindible apoyo de Fundación Huilo Huilo, Parque Tantauco, Fundación MERI y CONAF IX Región.

 

 

Para ver la página web oficial del proyecto entra a: http://www.rufford.org/projects/andrés_valenzuelasánchez_0

Por segundo año miembro de ONG Ranita de Darwin se adjudica fondo internacional para investigar y conservar las ranitas de Darwin.