UN PROYECTO DE:

Monitoreo Nacional de Anfibios Chilenos

¿Sabías que?... Año tras año, cientos de personas como tú colaboran en proyectos de investigación científica que están cambiando nuestra forma de entender y relacionarnos con nuestro entorno.

La ciencia no está confinada a la universidades o centros de investigación, para nada. La ciencia está en todas partes, y todos podemos ser un científico si lo deseamos. Las preguntas y problemáticas del mundo actual, dominado por el cambio global de los ecosistemas como consecuencia de la actividad humana, son tan complejas y extensas que no pueden ser resueltas por un pequeño grupo de científicos "profesionales". Cientos de personas y familias están colaborando alrededor del mundo en proyectos de investigación y conservación de la naturaleza, desafiando nuestra manera de entender y relacionarnos con nuestro entorno. Esto es ciencia ciudadana. La ciencia ciudadana está logrando grandes avances en el conocimiento de especies y ecosistemas, en proyectos claves para entender las causas de la degradación medioambiental y en soluciones para mejorar esta situación. La conservación de la naturaleza es tarea de todos y tú puedes formar parte colaborando como científico.

Los anfibios de Chile son un grupo altamente amenazado. La última actualización de su estado de conservación a nivel nacional (para la lista roja de la IUCN), señaló que cerca del 50% de las especies de anfibios se encontraría en alguna categoria de amenaza (esto es, con un alto riesgo de extinción). Las amenazas para esta especies son principalmente la pérdida de su hábitat (por ejemplo humedales y bosques), pero también pueden verse afectados por los  contaminantes, enfemerdades infecciosas, consumo ilegal de su carne (rana grande Chilena) y el cambio climático. Lamentablemente, hoy conocemos muy poco sobre la distribución y estado poblacional de las cerca de 60 especies de anfibios de habitan nuestro país. Para conservar se necesita conocer, y hoy en día el conocimiento de los anfibios chilenos es escaso y la situación no parece estar mejorando. Necesitamos de tu ayuda.

La tecnología actual, especialmente el advenimiento de los celulares inteligentes, ha permitido que cada persona tenga durante cada segundo de su día acceso al equipo necesario para recolectar los datos que requiere una investigación científica. OBSERVA RANAS pretende expandir nuestro conocimiento sobre la distribución y presencia de las especies de anfibios chilenos utilizando dos tipos de registros: imágenes y audios de cantos. Si a esto le sumamos la localización exacta donde el registro fue realizado, podemos construir mapas de distribución y presencia para cada una de estas especies. Estos mapas nos permiten saber donde se encuentra cada especie, lo que es esencial para planear estrategias de conservación. Además, con la utilización de imágenes remotas (por ejemplo, imágenes aéreas o satelitales) también podemos evaluar los factores que influyen sobre la presencia de los anfibios y que por lo tanto determinar cuales son las principales amenazas para su conservación. Esta información a gran escala (por ejemplo, para todo un país) solo puede ser recolectada de manera eficiente por proyectos de ciencia ciudadana como OBSERVA RANAS. De esta forma, este proyecto es esencial para planificar las medidas de conservación que adoptaremos en el futuro y finalmente para lograr proteger a nuestros anfibios.

Si quieres ser un científico de OBSERVA RANAS, inscríbete aquí.